Diego Casado, periodista

“Son las 20.52 horas: ¡buenos días!”

Posted in ADN.es by Diego Casado on 24/06/2008

Decenas de jóvenes convocados por internet participan en una mobida, una acción colectiva que inundó de alarmas despertador de móviles una céntrica calle de Madrid | Galería: una flashmob, paso a paso

flasmob120.52 horas. Calle Argumosa, 10, en el centro de Madrid. Suenan despertadores del móvil. Son los de decenas de jóvenes que los sostienen sonrientes en lo alto durante unos minutos. Hasta que dejan de sonar. Entonces, bostezan, se desperezan y exclaman “¡buenos días!”.

No son ningún grupo de locos que han salido de paseo. Se les ve muy cuerdos. Sonríen y leen atentos unos misteriosos papelitos blancos. Alrededor, la fauna habitual de las terrazas de Lavapiés les pregunta qué hacen y, sobre todo, por qué lo hacen. Ellos les responden con una sonrisa y siguen a lo suyo.

21.03 horas. Calle Argumosa , 21. Los mismos despertadores, idéntico ritual. Pero cuando acaba el sonido de los móviles, los jóvenes dan cinco vueltas de campana sobre sí mismos. Y casi todos desaparecen calle abajo.

Algunos rezagados se quedan leyendo sus pasquines blancos. “¿Qué toca ahora?” Pregunta uno. Las hojas las cogieron media hora antes varias manzanas más arriba, en la calle de la Escuadra. Allí, al local de una agrupación artística, habían acudido unos 70 jóvenes que no se conocían entre sí, convocados vía e-mail por el colectivo Madrimobs para participar en una de sus flashmobs, es decir, a una acción colectiva sin significado aparente.

Las hojas blancas son en realidad las instrucciones de la flashmob o mobida. Y los participantes del evento las han de seguir a pies juntillas. “Vamos, hasta la terraza de la esquina”, urge una chica a sus compañeros. Esta vez toca ir hasta el número 29 de la misma calle, poner la alarma del móvil a las 21.14, elevarlo cuando empiece a sonar, pegarse al resto de personas que hagan lo mismo y, al acabar, llamar a un desconocido y espetarle “¡fantástico!”.

Y ya está. Se acabó. Los participantes se ríen, comentan la jugada y se marchan. Hasta la siguiente mobida. Y los vecinos de la calle Argumosa, sentados en sus terrazas, siguen pensando qué sentido tiene lo que han visto. Y por qué ese grupo de tarados hacía algo tan absurdo.

Congelaciones y pompas

flasmob2Las flashmobs o eventos convocados por SMS o e-mail sin significado aparente son un tipo de acciones colectivas que se popularizó en EEUU hace unos cinco años y que se en los últimos años se ha extendido a muchas capitales españolas.

La última flashmob celebrada en Madrid fue la convocada por Pixel y Dixel, un popular blog que consiguió que un buen número de personas se pusieran a hacer pompas de jabón con instrumentos de todo tipo por tercer año consecutivo.

Sin embargo, la quedada más popular fue la celebrada en Atocha en el mes de abril, durante la  que cientos de personas se quedaron paradas durante cinco minutos. Otros ejemplos son la guerra de almohadas en Vázquez de Mella, también organizada por Madridmobs, y la besada en la plaza Luna., un intento comercial de rentabilizar para una marca de ropa este tipo de eventos.

Publicado en ADN.es

Anuncios
Tagged with: , ,
A %d blogueros les gusta esto: