Diego Casado, periodista

SMS: paliza al salir de clase

Posted in ADN.es by Diego Casado on 09/01/2008

El aumento de casos de jóvenes que graban agresiones con sus teléfonos preocupa a los expertos | Los últimos han tenido lugar en Bilbao y Medina del Campo (Valladolid)

6“A la salida pegamos a Javi”. Es un SMS imaginario, pero podría ser uno de los muchos mensajes que cada día intercambian niños y jóvenes durante sus clases y con los que acuerdan agresiones que luego captan en vídeo con sus propias terminales móviles.

Igual que se hacía con las notas, hoy los alumnos se comunican con sus móviles en medio de clase. Y algunos los usan para planear palizas.

“Lo hacen a través de SMS y del sistema Bluetooth, mucho más barato”, explica Ferran Barri, psicólogo y responsable de SOS Bullying, una organización que responde a niños y padres que sufren el acoso de sus compañeros.

Casos como los denunciados en Medina del Campo, donde unos veinte jóvenes grabaron una agresión a una vecina del pueblo y en Bilbao, en el que cinco chicos han sido detenidos por torturar y difundir la agresión a un discapacitado a través de internet, son cada vez más frecuentes.

“Hay un aumento significativo: casi un tercio de las llamadas que recibimos relatan acosos en los que intervienen las nuevas tecnologías”, explica Ferrán Barri, cuya organización ha respondido a 30.000 solicitudes desde su fundación, hace ahora dos años y medio.

Los acosadores hacen uso de los móviles y de internet con mucha habilidad y de un modo casi imperceptible para los profesores. “Lo hacen a espaldas de ellos, distribuyen los vídeos o los mensajes entre sus compañeros y ellos, estén de acuerdo o no, la mayoría de las veces callan”, apunta Barri.

Ejemplos, por decenas: un adolescente recibe una brutal paliza en Boiro, A Coruña, y sus agresores la distribuyen por el colegio, una joven de 14 años deja de ir al colegio después de que los golpes que recibió corrieran por los móviles de su clase, varios jóvenes cuelgan de Youtube un vídeo en el que se ridiculiza a un discapacitado en Móstoles, etc.

Pero cuidado: este tipo de agresiones se pagan penalmente. Grabar las imágenes y colgarlas de la red “supone claramente una injuria para la víctima con publicidad, un delito que actúa en claro menosprecio del menor agredido”, decía a tenor del caso de Boiro Felix Pantoja, ex fiscal de Menores y vocal del Consejo General del poder Judicial.

Solución: prohibición de uso y educación en nuevas tecnologías

Ante la proliferación de este tipo de denuncias, algunas comunidades autónomas han tomado medidas estrictas: Madrid prohibió el uso de móviles en las aulas y la Comunidad Valenciana ha creado un registro para controlar los casos de ciberacoso.

“Estas tecnologías, pensadas para adultos, cada vez están más en manos de los niños”, apuntan desde SOS Bullying, asociación que aboga por prohibir el uso de móviles, excepto en el caso de que los padres que lo autoricen por escrito y permitan a los profesores intervenir dicho aparato si lo cree conveniente.

Pero la educación de los padres es también fundamental: “Los niños son mucho más hábiles en el uso de las tecnologías que los propios padres”, señala Ferrán Barri, quien les recomienda que extremen la vigilancia, filtren el uso de las nuevas tecnologías y “ante la duda, es mejor no dejar que sus hijos las usen”.

Publicado en ADN.es

Anuncios
Tagged with: ,
A %d blogueros les gusta esto: