Diego Casado, periodista

Los décimos de la calle

Posted in ADN.es by Diego Casado on 08/12/2007

Cada año, muchos loteros callejeros venden décimos dos euros más caros que lo habitual, pero sin colas | Algunos llevan más de cuarenta años en la Puerta del Sol de Madrid

Vídeo: ¡Los de la hipoteca, que llevo el Gordo!”

“Para la hipoteca, tengo el Gordo para la hipoteca”. Cuando alguien vende lotería en la calle, el que mejor grita se lleva el cliente. El reclamo hipotecario lo repite sin cesar una de las loteras callejeras de la Puerta del Sol, que junto a otras ocho compañeras intenta vender sus décimos de 22 € (en la administración valen dos euros menos), a los que salen de la boca del Metro.

Todas tienen números comprados y sellados en las administraciones de lotería más famosas del país (Doña Manolita, La Bruja de Oro, la de la calle del Carmen…) y viven de las colas que se forman ante estos comercios. Los clientes pueden, por un suplemento del 10%, no esperar ni un minuto para adquirir su décimo.

“Tenemos los números más bonitos”, apunta Mónica; “El 13 es el que más piden, también el 69”, explica otra de sus compañeras. La primera cuenta sonriente que las terminaciones que más suelen reclamar son el 3, el 5 y el 7.

Mónica tiene 31 años. Desde que tenía 14 ocupa el mismo puesto de la Puerta del Sol. La venta de lotería ambulante es un trabajo en el que se pasan años, e incluso se hereda.

Marcial tomó el puesto de Gran Vía que dejó su madre en los años setenta. Durante todo el año limpia zapatos frente al Cine Avenida y, en octubre, -cuando empieza la venta ambulante de lotería- reparte décimos para el sorteo del Gordo. “Este año no va del todo bien la venta”, se queja.

Aunque Marcial es ya todo un veterano, la decana por excelencia de los loteros callejeros es Juana Albazán, una simpática anciana de 74 años a los que “todos” conocen como la abuela, explica ella misma.

“Yo soy viuda y no tengo nada, así que con dos meses aquí, gano poquito y me mantengo”, explica. “Empecé en esto muy joven y acabaré muy vieja” apunta la abuela de las loteras callejeras, que pronostica que este año el Gordo acabará “en 5 o en 7”.

Publicado en ADN.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: