Diego Casado, periodista

Lo que queda por hacer tras el carné por puntos

Posted in ADN.es by Diego Casado on 01/09/2007

Señales y semáforos hechos de fibra de vidrio, acabar con la mitad de puntos negros o una cartilla de seguridad vial desde la infancia son algunas propuestas

trafico1Por primera vez desde que se implantó el carné por puntos, el número de fallecidos en las carreteras españolas está creciendo. Durante agosto, al menos 261 personas (datos a 30 del mes) se dejaron la vida en accidentes de tráfico, 21 más que el año pasado, según el observartorio para la seguridad vial de la DGT. Sin embargo, también es cierto que la cifra se compara con el mejor agosto de la década, y que la cifra alcanzada este año es muy inferior a la registrada en el mismo mes del año 2005, cuando no había carné por puntos y murieron 354 personas.

A la vista de los datos, las asociaciones de conductores y diferentes observatorios de seguridad vial piden medidas adicionales para conseguir reducir la cifra de muertos en las carreteras, actuaciones que consideran “urgentes” y que pueden servir para paliar la caída en el efecto carné por puntos.

Infraestructuras

“Siempre va a haber accidentes. Lo que tenemos que hacer es atenuar sus consecuencias”. Lo dice Tomás Santa Cecilia, director general de Seguridad del RACE, quien propone una mejora notable en la seguridad pasiva en todas las carreteras.

“Para ello, es necesario eliminar los guardarrailes inseguros” -propone- “y cambiar las señales o semáfotos por otros fabricados con materiales menos rígidos, como la fibra de vidrio, e incluso limpiar los márgenes de las calzadas”. El RACE también apuesta por el uso de asfaltos antideslizantes en las vías y pinturas que eviten resbalones.

Según datos de la DGT recogidos por la Asociación Española de la Carretera (AEC), el 44% de las muertes se produce por salidas de vía, y el 22% en intersecciones. “Si se mejoran las infraestructuras, se lucha contra dos de cada tres muertes en carretera”, señala el director general de la asociación, Jacobo Díaz.

Una buena seguridad pasiva puede evitar muertes, “pero si es mala, puede causarlas”, denuncia Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), y pone como ejemplo el accidente de Madrid en el que recientemente murieron tres franceses: “el guardarraíles hizo de rampa y volcó el coche”.

Tema aparte es el de los puntos negros. El RACE reta a los partidos políticos que se presenten a las próximas elecciones con el compromiso de reducir a la mitad los 750 puntos negros en un periodo de tres o cuatro años.

La AEC va más allá: “Deberían hacerse auditorías de seguridad vial en todas las vías, para identificar los problemas y tomar luego medidas para frenar la siniestralidad”, reclama Díaz.

Ambas asociaciones son conscientes de que estas reformas necesitan mucha inversión estatal. “Pero merece la pena”, indica la AEC, “y en las infraestructuras manejan presupuestos que lo hacen asumible”.

Educación

“Llevamos 30 años con el mismo sistema de formación de conductores”, se quejan desde el RACE, donde además se ha advertido de la cada vez más creciente adquisición de malos hábitos por el aprendizaje autodidacta. En lugar de ello, propone estudiar otras formas de enseñanaza e incluso la formación con un tutor/acompañante.

El AEA plantea incluso la creación de una cartilla de seguridad vial. A modo de cartilla escolar, se trataría de un documento en el que, desde la infancia, la Administración acreditara la formación vial de cada persona. Primero como peatón, luego como ciclista, motorista… e incluso sería necesaria para obtener el permiso B1.

Otros, sin embargo, no creen que sea necesario modificar el actual modelo de educación al volante. “Funciona bien. En el primer año de conducción de noveles no hay excesiva siniestralidad. El problema viene después”, indica Díaz, del AEC.

Actualmente, la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que comenzará a impartirse este curso, incluye un apartado dedicado a la Seguridad Vial.

Legislación y medidas policiales

Es la vía más completa, según las asociaciones. La implantación del carné por puntos en julio de 2006 y la futura reforma del código penal que prepara el Gobierno para delitos relacionados con el tráfico cubren parte de los problemas en las carreteras.

Sin embargo, hay algunas voces discordantes. Todos reclaman más velocidad en la aplicación de las sanciones administrativas. Además, la AEA pide “un rediseño del carné por puntos“, para que la normativa se pueda aplicar a extranjeros, y que se agilicen la tramitación de las denuncias administrativas.

“No nos engañemos, la legislación punitiva no funciona sin la presencia de la autoridad”, advierte Santa Cecilia, del RACE. “Se han de potenciar el resto de vías”.

No osbtante, Mario Arnaldo (AEA) reclama que se aumente la presencia física de policías o guardias civiles en las vías. De momento, la DGT le está haciendo caso: los 8.350 agentes de tráfico de la Benemérita vigilarán las carreteras durante la operación fin de agosto, que trancurre este fin de semana.

Más información:

– Libro Verde de AEC: 77 propuestas para reducir en número de muertos en las carreteras (PDF)

Publicado en ADN.es

Anuncios
Tagged with: ,
A %d blogueros les gusta esto: