Diego Casado, periodista

Adiós a los nombres tradicionales: los españoles no quieren que sus hijos se llamen como ellos

Posted in ADN.es by Diego Casado on 15/08/2007

Alejandro y Lucía sustituyen a David y María; en Cataluña ya nacen muchos más Paus que Jordis, y en el País Vasco el apelativo de Aitor deja paso al de Íker

Las Montses y los Jordis de Cataluña están en peligro de extinción. Y las Rocíos en Andalucía o las Pilares en Aragón. En Madrid, Palomas y Almudenas pasaron su mejor época, y en el País Vasco pocas personas ponen ya Aitor a su hijo. La mayoría prefieren nombres más actuales, distintos a los que sus padres eligieron para ellos.

Los nombres de las nuevas generaciones de españoles son Alejandro, Daniel, Pablo, Lucía, Paula o Claudia. Marc en Cataluña o Iker en Euskadi, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En los años 70, los padres españoles tenían debilidad por los nombres de David y Mari Carmen a la hora de elegir nombre para sus bebés. En esa época, los nombres más habituales eran Antonio, Francisco Javier o Manuel para ellos y Cristina, Mónica o Raquel para ellas.

Casi cuarenta años después, las modas han cambiado. Ahora son Alejandro y Lucía los nombres preferidos por los padres españoles, en una lista en la que David (cuarto nombre preferido) y María (segundo elegido para chicas) mantienen una honrosa posición.

Apelativos como Adrián, Hugo o Irene los han sustituido, pero también otros apelativos heredados de la inmigración como Mohamed o Yaiza. El pasado año nacieron 566 niñas españolas con ese nombre.

En el País Vasco y Cataluña también cambian los gustos

Tanto en tierras catalanas como en Euskadi el cambio en cuatro décadas ha sido notable. El nombre de Jordi, antes muy habitual en Cataluña, ha perdido mucha popularidad. Ni siquiera aparece entre los diez apelativos preferidos por los padres catalanes para sus hijos, una lista encabezada por Marc, Alex y Pau.

Entre las chicas, María se lleva la palma. Atrás quedaron las Montses que abundaban en los años 70. El primer nombre que aparece entre los preferidos para las catalanas recién nacidas es Laia (la traducción del castellano Eulalia).

Los Aitores y las Ainhoas también están en peligro de extinción en el País Vasco. Muchos de los vascos que nacieron hace más de 30 años tienen esos nombres. Ahora prefieren llamar a sus hijos Iker, Jon o Aimar, y a sus niñas Irati, Ane y June.

En el resto de España, Alejandro y Lucía son los nombres más habituales, pero cada región tiene sus peculiaridades lingüísticas. El año pasado nacieron muchas Danielas en Canarias (segundo nombre preferido), Pelayos en Asturias (séptimo puesto en la región), Joanes en Baleares (sexto lugar), Nicolás en Galicia (el segundo más habitual) o Nereas en Navarra (el preferido allí para las chicas).

Los Antonios y las Marías siguen siendo mayoría

Pese a las nuevas modas, los nombres más frecuentes de los españoles siguen siendo los tradicionales: el 3,7% de los hombres se llaman Antonio, seguido de José (3,6%) y de Manuel (3,2%). En cuanto a las mujeres, el 3,15% se llaman María, el 3,11% María del Carmen, el 2,2% Carmen y el 1,6% Josefa.

Pasarán muchos años hasta que esta tendencia cambie, aunque los nombres de los españoles más jóvenes ya empiezan a pesar: los Alejandros ocupan el puesto número 23 de la lista de chicos y las Lucías el número 37 en la de féminas.

→ Participa ¿Qué nombre le pondrías a tu hijo si fuera niño? ¿Y si tuvieras una niña?

Más información:

Lista de nombres más frecuentes por fecha y provincia de nacimiento (documento de Excel)

Nombres de los residentes en España, por provincias (documento de Excel)

Publicado en ADN.es

Anuncios
Tagged with:
A %d blogueros les gusta esto: